Anuncios

El Fin del Mundo según Isaac Newton


Para muchos es 2012, gracias a las profecías mayas, pero el que no quiera creer en el fin de su calendario que se guíe por otros medios, y así lo hizo Isaac Newton que para calcular el fin de los tiempos, y por su marcada creencia religiosa, utilizó nada más ni nada menos que la Biblia, según él, este “libro sagrado” contenía lo que consideraba como conocimientos secretos codificados en las escrituras sagradas de culturas antiguas y de otros archivos históricos.

Fue conocido por anunciar la Ley de la Gravitación Universal y establecer las Bases de la Mecánica, aunque tenía aficiones menores, no científicas, a las que aplicaba los mismos principios cabales que al resto de sus indagaciones. Amante de la alquimia y la teología, Isaac Newton teorizó a partir de la Biblia sobre cual seria la fecha del fin del mundo: 2060.

Parecería inconcebible que el hombre que descubrió las leyes fundamentales del universo fuera también uno de los más grandes entusiastas de la astrología, pero así lo demuestran algunos de los manuscritos del físico inglés. Según Newton, debían pasar 1.260 años entre la refundación del Santo Imperio Romano por Carlomagno, en el año 800 d.c., y el fin de los tiempos. La fecha ya mencionada.

Un coleccionista dejó como legado a la Universidad Hebrea de Jerusalén, estos manuscritos de Newton en 1983. Comenzaron a ser estudiados para lo cual se fundó en Inglaterra el Proyecto Newton, una comisión encargada de analizar y descifrar el legado textual del físico. De ellos se deduce que, allá por 1704, Newton se empleó en la tarea de calcular esa fecha a partir de un fragmento de la Biblia, en concreto del libro de Daniel.

Uno de los manuscritos de la exposición.

Esos manuscritos se exhibieron por primera vez al público en una exposición titulada “Los secretos de Newton”. Incluyen detalles de los experimentos de alquimia del matemático y de su interés por las profecías apocalípticas. Según afirma el centro educativo, Newton se veía a sí mismo como una especie de profeta por sus trabajos en este sentido.

Estos legados provienen de una subasta realizada en 1936 en Londres. El lote contenía un millón de palabras sobre alquimia y tres millones sobre teología y profecías bíblicas. La mayoría de los pergaminos fueron comprados por dos personas: el economista británico John Maynard Keynes (que los legó al King’s College de Cambridge) y el orientalista Abraham Shalom Ezekiel Yahuda, que se los dio en 1951 al recién nacido Estado de Israel; de allí pasaron al centro educativo en 1969; se dieron a conocer en 2003.

Fuente: Isaac Newton Predicted the End of the World in 2060! (Softpedia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: