Un Mensaje de Botella Interestelar, para “Náufragos” del Cosmos


Vida extraterrestre: seres biológicos con “malas intenciones”, esa es la errónea definición generalizada que daría cualquier persona común acerca de este intrigante planteamiento. Hasta 1972 ahora, no se ha hecho ningún esfuerzo por encontrar, más que ‘vida inteligente’, una civilización establecida como la nuestra. En 1972, la NASA acepta la propuesta de Carl Sagan (imagen principal) de incluir en la nave espacial Pioneer 10 una placa diseñada por el y Frank Drake, y dibujada por su, en ese entonces esposa, Linda Salzman, cuyo propósito era enviar un mensaje indicando la presencia humana en el universo.

¿A quién?

No sé. Nadie sabe a qué se puede enfrentar ese indicio humano allí afuera. La sonda Pioneer 10 fue enviada fuera del Sistema Solar, la primera en hacerlo (con otros fines, esta es el transporte de la “botella”), se dirige a la estrella Aldebarán en la constelación de Tauro, a la que llegará dentro de unos dos millones de años. De volver, ni pensarlo, serían dos millones de años más, pero si encuentra una “civilización” capaz de descifrarla -de mejor antes de llegar a la estrella Aldebarán, seria menos de dos millones de años- estos podrían reenviar “la botella” o enviar una señal electromagnética que contenga información codificada, algo así como la placa del Pioneer 10 pero que pueda viajar a la velocidad de la luz. El 22 de enero de 2003 se recibió una señal suya muy débil. Los ingenieros dela NASA informaron que el generador de radioisótopos había perdido potencia, debido a que su combustible se agota y no tiene capacidad para enviar nuevas transmisiones a la tierra. Menos esperanza en “volver a ver” la sonda, esta está en esa posible civilización extraterrestre.

¿Cómo? ¿Por qué?

La placa fue enviada en la sonda Pioneer 10 y 11, en marzo de 1973 por la NASA. Fue la primera nave en atravesar el cinturón de asteroides para investigar el planeta Júpiter, el objetivo principal de su misión. El 3 de diciembre pasó por este planeta proporcionando las mejores imágenes hasta la fecha, de la atmósfera de Júpiter como también información de la temperatura de la atmósfera y de la altura en la que se encuentran las nubes superiores del gigante. Entre los experimentos que la Pioneer 10 llevaba a bordo se encontraban detectores de meteoritos, una cámara, un radiómetro, un fotómetro, un detector de rayos cósmicos, un sensor plasma y un magnetómetro.

La nave Pioneer 10.

La sonda fue construida de aluminio y pesaba 258kg en el despegue, con 28 kgde propelente. La parte central era un anillo hexagonal de 71 cmde ancho y 25,5 cmde altura, albergando el sistema de radio, la computadora, baterías, la grabadora, los cables y otros elementos. Pioneer 10 lleva una antena parabólica de 2,74 mpara las comunicaciones con la Tierra, además de unas antenas de media y baja ganancia. La principal transmitía a 2 kbps, con una ganancia de 38 dB. La energía era suministrada por 4 generadores termoeléctricos de radioisótopos (abreviadamente, RTG) de15 kg de masa cada uno y 58,36 cm, utilizando dióxido de plutonio como fuente de energía.La Pioneer 10 requería 106 vatios de potencia y 26 vatios para los experimentos. El sistema de propulsión era alimentado por un tanque de hidracina de 26kg, y constaba de 12 propulsores para correcciones y actitud. La orientación se realizaba mediante 3 sensores solares y un sensor estelar apuntando a Canopus. El control de la sonda lo realizaba una computadora central, constando de un procesador de comandos y memoria. La información era almacenada en una grabadora de datos con 49 kb de memoria, 50 kb para los experimentos y 222 comandos.

.-Wikipedia

El Mensaje

En la placa podemos observar la figura de un hombre y una mujer delante de la silueta de la nave, para mostrar el tamaño del ser humano relacionado al de la sonda. El hombre mantiene la mano levantada en gesto de buena voluntad y con el dedo pulgar levantado demostrando que podemos mover nuestras extremidades. Los rasgos físicos de ambos fueron realizados tras realizar análisis por ordenador donde se mezclaron rasgos físicos de todas las razas de nuestro planeta.

Placa del Pioneer 10

La clave para traducir el significado de la placa se encuentra en el elemento más común del Universo, el hidrógeno. Este elemento se encuentra representado en la parte superior izquierda de la placa, con un esquema de lo que sería la transición del átomo neutro de hidrógeno. Cualquiera que pertenezca a una civilización avanzada con conocimientos de hidrógeno, entenderá esta parte del mensaje.

El resto del mensaje se basa en el uso de los números binarios. En la parte derecha vemos el número 8 en representación binaria (1000), donde el valor del 1 se ha deducido de la representación del hidrógeno. Este salto en la energía del hidrógeno nos da también la longitud de onda de 21 cms, que es la unidad usada para mostrar la altura de la mujer (8 x 21= 168 cms.)

En la parte inferior del mensaje vemos representados esquemáticamente el recorrido de las naves Pioneer 10 y 11 en su camino de salida del Sistema Solar, lo cual da una indicación del origen de las naves, el tercer planeta. La posición del Sol está representada por la distancia a 14 púlsares conocidos, con una línea que representa la dirección hacia el centro de la galaxia.

Placa instalada en la sonda Pioneer 10

Voyager 1 y su Disco de Oro

Es una sonda espacial robótica de 722 kilogramos, lanzada el 5 de septiembre de 1977, desde Cabo Cañaveral, EE.UU. Al igual que la sonda Pioneer 10, la Voyager lleva consigo uno de los dos discos con sonidos de la Tierra Sound of Earth. Este es un disco de cobre bañado en oro el cual contiene información audiovisual sobre el Planeta Tierra, la Vida y el desarrollo de la humanidad, música, paisajes, personas, además de cortos saludos en distintos idiomas. La cubierta del disco contiene gráficos grabados con instrucciones de cómo reproducir el contenido, desde la frecuencia de los sonidos hasta el tiempo de los frames. El disco con el mismo fin de encontrar alguna civilización extraterrestre, la nave fue enviada para localizar y estudiar los límites del sistema solar, incluyendo el Cinturón de Kuiper y más allá (al 8 de abril de 2011, se encuentra a 17.490 millones de kilómetros del Sol, en los límites del Sistema Solar, donde ha detectado un cambio en el flujo de partículas por la cercanía del fin de la heliosfera). Aún, 2012, está operativa. Puedes ver el contenido completo del Disco de oro de las Voyager, Sonidos dela Tierra aquí.

Como ven, si es que la vida biológica no quiere “aparecer”, nosotros ya dimos el primer paso, aun así esto es a muy largo plazo, mucho tiempo de espera, en el que quizás –antes de que llegue respuesta alguna- ya estemos en contacto con esos –en ese futuro- ya no “náufragos” del Cosmos.

“En algún sitio algo increíble espera ser descubierto” .-Carl Sagan

Fuentes:

Voyager 1 (Wikipedia)
Disco de oro de las Voyager (Wikipedia) 
Pioneer 10 (Wikipedia)
Pioneer 10 (SondasEspaciales)
Carl Sagan, una vela en la oscuridad (Astronomía Digital)
El Mensaje de la Misión Voyager (Espacial)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: